Skip to content

Dr. Charles C. Ryrie ha fallecido

febrero 17, 2016

El Dr. Charles C. Ryrie (1925-2016)

El Dr. Charles C. Ryrie ha fallecido (16 de febrero). El es conocido como un ardiente defensor del Dispensacionalismo clásico, sus notas en la Biblia de estudio Ryrie hicieron que el sistema dispensacional sea conocido por el pueblo evangélico. Fue profesor de Teología Sistemática y decano de estudios de doctorado en Dallas Theological Seminary (DTS).

20160217_114622Su obra Teología Básica fue el primer libro de teología que llegó a mis manos como obsequio de un pastor amigo en mi primer año de seminario. A paso de los años con mis estudios y convicciones teológicas descubrí mis diferencias teológicas con lo que este gran hombre abrazaba. Aun recomiendo su obra a quienes están iniciando sus estudios.

El Dr. Charles C. Ryrie a dejado un legado, no solo en el asunto teológico dispensacional sino con vida piadosa.  Timothy Raymond escribió “el Dr. Ryrie era uno de los hombres más santos que he conocido…. él nunca habló mal de otro individuo incluyendo teólogos con los que no estaba de acuerdo,… Incluso si no estás de acuerdo con algo profundamente que pudo haber enseñado, me imagino que una vez que llegamos a conocerlo mayoría de nosotros estaría profundamente condenados por nuestra relativa falta de piedad.”

Doy gracias a Dios por este hombre que me ayudó en mis primeros años de estudios teológicos.

El Dallas Theological Seminary rindió homenaje hoy a Ryrie.

Anuncios

¿Cuántas variantes hay en el griego del Nuevo Testamento?

diciembre 8, 2015

papiroLa respuesta es que nadie sabe porque la mayoría de nuestros manuscritos permanecen sin clasificar. Pero esto no ha impedido a los estudiosos ofrecer cifras por lo menos desde la publicación 1707 de  John Mill ‘ s edition of the Greek New Testament.
Esa edición se dice que tiene 30.000 variantes (ese número también es una estimación, por cierto). En 1848, J. Scott Porter sugiere 100.000 en sus Principios de la Crítica Textual (p. 11) y el número ha ido en aumento desde entonces. Más recientemente, Eldon Epp ha dado una “suposición” tan alto como 750.000.
Lo que nadie ha hecho, por lo que yo soy consciente, es dar una justificación confiable para su número sugerido de variantes. Esto a pesar del hecho de que el número sigue siendo un asunto de verdadera disculpa interés, no sólo para aquellos que quieran defender la fiabilidad textual del NT pero apenas tanto a aquellos que quieran oponerse a ella. Desde una serie de importantes colaciones se han publicado en los últimos años, pensé que algo probablemente se podría hacer para establecer la cuestión en un terreno más firme. En el último número de NTS  (on-line) que encontrarás en mi mejor intento de hacer eso. “. Conjetura salvaje” No voy a estropear excepto para decir que mis resultados son más grandes que la mayoría de los cálculos (incluyendo Ehrman de) pero todavía inferior a la de Epp el fin de producir una buena estimación, se necesitan tres cosas: una buena fuente de datos de que para estimar, un método de extrapolación, y una definición clara de lo que estás estimar. En el último caso, decidí excluir diferencias de ortografía. Leer más…

¿Cómo responder a los eventos de París? Una propuesta cristiana radical

noviembre 21, 2015

unnamedPorJuan Stam

En 2001, cuando los talibanes atacaron las torres gemelas de Nueva York, me acordé de la experiencia parecida de Israel cuando Nabucodonosor conquistó Jerusalén, destruyó el sagrado templo y muchos otros edificios de la ciudad, robó los tesoros del templo y del palacio y llevaron a miles al exilio en Babilonia. En muchos sentidos, era peor que el 11 de setiembre. Me puse a investigar cómo respondieron los profetas hebreos a esa tragedia nacional parecida, o peor, a la de las torres gemelas.

¡Qué sorpresa! En vez de culpar a los babilonios, con enojo y odio, los profetas señalan los muchos pecados de Israel y les llama al arrepentimiento. Para los profetes, el problema comienza con el mismo Israel más que con Babilonia. En contraste, en 2001 George W. Bush hizo lo contrario. Lejos de llamarnos al arrepentimiento, para reconocer nuestros propios pecados y nuestra culpa, con arrogancia (“Yo sé lo buenos que somos”) se la echó toda a los talibanes y llamó al país y a sus aliados a una guerra sin cuartel, guerra que desde entonces ha ido de mal en peor y hasta “en pésimo”.

Esto me lleva a sugerir algunas pautas para responder a este interminable conflicto:

Humildad: Nos equivocamos si nos creemos las víctimas inocentes de un terrorismo irracional sin la menor justificación. De hecho, los EUA y sus aliados (incluso Israel) han matado a más personas que los árabe-islámicos. Tenemos que reconocer que todos somos co-culpables y son muchos los “terroristas”.

Empatía: Tenemos que aprender a ver la realidad con los ojos de otros. Tenemos que entender mejor por qué tantos jóvenes se radicalizan hasta el punto de entregar sus vidas. Por ejemplo, sean justificables o no las repetidas masacres de los palestinos de Gaza por Israel, debemos entender el impacto de tales sucesos en la conciencia de los árabe-islámicos.

Perdón: Cuando respondemos al odio con odio, y a la violencia con más violencia, activamos un círculo vicioso del mismo odio y de la misma violencia. En cambio, si perdonamos robamos a los agresores el odio que esperaban provocar. La respuesta a la violencia no es más violencia, sino más amor.

Antoine Leiris, periodista de radio francesa, quien perdió a su bella esposa en el asalto al Teatro Bataclán, publicó una carta conmovedora sobre el odio y el perdón:

La noche del viernes ustedes robaron la vida de un ser excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo, pero ustedes no tendrán mi odio… Así que yo no les daré el regalo de odiarlos. Eso es lo que ustedes están buscando, pero responder al odio con el odio y la rabia sería ceder a la misma ignorancia que hace de ustedes lo que son… Por supuesto que estoy devastado por el dolor, les concedo esa pequeña victoria, pero esta será de corta duración… Porque no, ustedes no obtendrán mi odio”.

Compasión: La compasión es el amor en acción hacia los necesitados y, especialmente hacia los enemigos. Es un deber, no solo una opción voluntaria. El caso de los muchos miles de refugiados desesperados nos impone obligaciones de amor cristiano. Es una vergüenza que esta situación esté siendo manipulada con fines políticos.

Protección: Nada de esto contradice el deber del gobierno de proteger a su población dentro de parámetros realistas y razonables. Un elemento para reducir la violencia y así proteger a la ciudadanía sería promover cambios en nosotros y nuestros aliados (arrepentimiento, humildad, empatía, compasión, diálogo). Todo lo que frena el odio contribuye a la seguridad del pueblo. Leer más…

Nueva luz sobre la expiación limitada – Universalismo Hipotético

noviembre 7, 2015

mundo

Hay teólogos que tienen ciertos rasgos calvinistas que no se aferran al TULIP y que llegan a la conclusión de que este acrónimo no sea la posición histórica del calvinismo que hoy muchos proponen. Luis Jovel trata de demostrar que el TULIP de hoy no es lo que fue en siglos anteriores, donde la U significó “Universal”.

Jonathan Boyd explica sobre Universalismo (no confundir con el universalismo que enseña que todos serán salvos) Hipotetico  con enfasis en que la satisfacción es suficiente para todos con la condición de que se arrepientan y crean.

Aquí les dejo para que lo examinen.

Nueva luz sobre la expiación limitada – Universalismo Hipotético

Un poco de conocimiento es peligroso. Cuando se trata de la teología, podrías pensar que al mirar el artículo de Wikipedia acerca del calvinismo y leerte la sección sobre “Los cinco puntos del calvinismo”, ya entiendes el asunto.

Pero la verdad histórica sobre este tema puede sorprender. Especialmente sobre el tercer punto que se conoce como la expiación limitada.

Para entender este asunto necesitamos un poco de contexto histórico.

Los cinco puntos surgieron en el Sínodo de Dort (1618-1619) como respuesta a los que seguían la teología de Jacobo Arminio. Los arminianos expusieron cinco puntos en contra de la teología reformada mayoritaria. Los cánones de Dort responden a estos cinco puntos con una explicación de las siguientes doctrinas: la depravación total, la elección incondicional, la expiación limitada, la gracia irresistible y la perseverancia de los santos.

¿Cómo sabes si afirmas la expiación limitada? Hace poco yo pensaba que una pregunta sencilla nos daba la respuesta: ¿Por quiénes murió Cristo? Según esta forma de pensar, si respondes “Por los elegidos” estás de acuerdo con la expiación limitada y si dices “Por todos” niegas dicha posición.

Vamos a las fuentes primarias para entender mejor si estas dos son las únicas respuestas posibles.

Nueva luz de las fuentes primarias

Dos personas me han ayudado a entender los debates históricos con respecto a este punto del calvinismo: Oliver Crisp, un profesor de teología sistemática de Fuller Theological Seminary, y Michael Lynch, un estudiante doctoral enCalvin Theological Seminary.

Empecemos con Lynch. Él ha escrito y ha presentado sobre el estado del debate sobre la expiación limitada en el siglo XVII. Resulta que la historiografía de nuestra época había ocultado algunas diferencias aceptables dentro de la posición reformada. Leer más…

¿Podemos Confiar en el Nuevo Testamento? O ¿Lo han cambiado a través de los siglos?

octubre 5, 2015

Gary Shogren, profesor de Nuevo Testamento y Decano Académico en el Seminario ESEPA en San José, Costa Rica, a dado una conferencia sobre la importancia  de entender como a sido traducido el Nuevo Testamento y el trabajo monumental que realiza el texto crítico.

Introducción: ¿Por qué es este tema importante?

I. ¿Qué es el Nuevo Testamento?

II. ¿De dónde viene el Nuevo Testamento?

III. ¿Han cambiado el Nuevo Testamento?

IV. El Textus receptus y el texto crítico

V. ¿Cómo se logró tener el NT en español?

VI. ¿Cómo se logra hacer una buena traducción?

VII. Caso particular: La Nueva Versión Internacional

Aquí puedes descargar el artículo entero

Lunas de sangre ¿Señales de fin del mundo?

septiembre 29, 2015

Blood-MoonEn estos últimos días se ha comentado por doquier de las lunas de sangre y muchos lo asocian con el fin del mundo, Israel o con el rapto. Todo esto parte de una pésima interpretación de las Sagradas Escrituras construido lleno de efectismo teológico.

Aquí les comparto algunos artículos sobre el tema:

Las lunas de sangre y el discernimiento bíblico

¿Nos están engañando con respecto a la segunda venida del Señor?

¡Cómo calcular cuándo vendrá Jesús – sin siquiera ser profeta!

La Resurrección de Cristo: ¿Fraude o Hecho Histórico?

septiembre 7, 2015

jesus-christ-resurrectionLa historia, la fe, la vida y la esperanza cristianas giran alrededor de la cruz y de la resurrección de Jesús. Si se la niega, no hay cristianismo.

Muchos eruditos, incluso algunos teólogos liberales, no aceptan la resurrección de Jesús como un hecho histórico, aun cuando el Nuevo Testamento la considera crucial para la fe cristiana. ¿Por qué?   ¿Hay elementos de juicio suficientes para que creamos en un Jesús resucitado?

La importancia de la resurrección

El Nuevo Testamento considera la resurrección de Jesús como fundamental para el evangelio y la fe cristiana. Sin ella no habría cristianismo. Jesús se presentó como hijo de Dios y Salvador del mundo sobre la base de su resurrección. Les dijo a sus enemigos: “Destruid este templo y en tres días lo levantaré” (Juan 2:19). Pedro, lleno del poder del pentecostés, predicó de “este Jesús” “al cual Dios levantó” (Hechos 2:22, 24), y en un día 3.000 personas creyeron en el Cristo resucitado. En la primera carta escrita a la iglesia cristiana, el apóstol Pablo argumenta que la esperanza cristiana sobre el futuro está ligada directamente a la resurrección de Jesús (ver 1 Tesalonicenses 4:14). Pablo dice también que la fe cristiana se neutraliza y destruye si no toma en cuenta la resurrección de Cristo: “Y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana, aún estáis en vuestros pecados” (1 Corintios 15:17). En verdad para Pablo, Jesús “fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección” (ver Romanos 1:4). Como lo resumía Michael Ramsey: “Sin resurrección no hay cristianismo”.1

  1. I. Packer enfatiza luego la importancia estratégica de la resurrección de Cristo para la fe y la teología cristianas: “El evento de la Pascua, tal como [los cristianos] afirman, demostraba la deidad de Jesús; validaba su enseñanza, atestiguaba la consumación de su obra de expiación por el pecado; confirma su dominio presente cósmico y su próxima reaparición como Juez; nos asegura que hoy su perdón personal, su presencia y su poder en las vidas de las personas es un hecho; y por la resurrección le garantiza a cada creyente la reencarnación en el mundo venidero”.2

Antony Flew, un filósofo ateo y autor de The Presumption of Atheism, que rechaza la resurrección como un evento histórico, admite que el cristianismo o se queda en pie o se derrumba a partir de este evento. Acepta la definición de resurrección que presenta el Nuevo Testamento como “levantarse de entre los muertos” de una manera física, y dice que para ser un creyente auténtico uno debe adherirse a la resurrección del cuerpo. Declara que “una característica distintiva del verdadero cristiano” es la aceptación de “que la resurrección ocurrió realmente”. Es sorprendente que afirme además que si la resurrección fuera cierta, probaría que todas las otras religiones y los sistemas filosóficos del mundo están “fatalmente equivocados”.3 Por eso la Biblia presenta a Cristo como vía de salvación (ver Juan 14:6; Hechos 4:12).

La resurrección y el escéptico

A pesar de una evidencia tan clara sobre la resurrección de Cristo y su aceptación por parte de los primeros cristianos, ¿por qué existe tanto escepticismo sobre este relato, particularmente entre los “intelectuales”?   En primer lugar, tales intelectuales reflejan un prejuicio de presuposiciones contra el milagro y están convencidos de que la resurrección nunca podría haber tenido credibilidad histórica. En segundo lugar aseguran que los evangelios no son históricamente precisos y que los cinco diferentes relatos de la resurreción (los evangelios y 1 Corintios 15) contienen leyendas míticas con “contradicciones claramente evidentes”.4 Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: