Saltar al contenido

Cinco misterios de la fe cristiana

abril 12, 2019

Cada uno de nosotros alguna vez, en especial cuando iniciábamos nuestra vida cristiana, nos hemos preguntado ¿cómo es este asunto de la Trinidad? ¿cómo es que Jesús es Dios y al mismo tiempo hombre? o ¿cómo puede de la nada salir algo?. Bueno, yo me hice esas preguntas a medida que leía mi Biblia y escuchaba las clases dominicales. Michael Patton hace poco compartió unas breves respuestas a cinco grandes misterios de la fe cristiana. Interactuaré con sus escritos, aquí va:

  1. Creación de la nada ( ex nihilo):¿Cómo creó Dios el ser del no ser? Siendo trascendente en relación con el universo (sobre todo el tiempo, el espacio y la materia), la razón para el ser de Dios es necesaria (por lo tanto, por eso a menudo lo llamamos el “ser necesario”), por lo que su existencia no requiere una causa y efecto de respuesta. Sin embargo, ¿de dónde sacó las “cosas” para crear todo lo que hay? No podría haber venido de sí mismo, ya que eso lo colocaría en nuestro universo de tiempo, espacio y materia. Entonces solo estaríamos buscando lo realmente  real, Dios. Lo mismo es cierto si las “cosas” estaban fuera de sí mismo. Todo lo que hay debe venir de la nada como una necesidad racional y filosófica. Todas las demás opciones son formalmente absurdas. Si bien la creación de la nada no es formalmente absurda, es un gran misterio o paradoja.

 

De acuerdo a Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.” Creemos que Dios es verdad y que su palabra es verdad, por tanto, creemos que el universo fue hecho de la nada con el poder de su Palabra.  Todo lo que el hombre tiene por más sustancial, por más «real» (porque es visible y palpable), de hecho procede de otra realidad mayor, invisible.[1]

Lo que afirma la Biblia, Dios lo afirma. Todo lo que Dios afirma es verdad. Por tanto, todo lo que la Biblia afirma es verdad. Este logismo sirve como puente para el segunto misterio.

  1. Trinidad:Creemos en un Dios que existe eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Esto solo sería una contradicción formal si dijéramos que creíamos que Dios era tres dioses yun solo Dios o si decíamos que creíamos que él era tres personas y una persona. Pero decir que la Trinidad es un solo Dios en tres personas no es una contradicción formal, sino un misterio.

De acuerdo al Diccionario Teológico, un misterio son Verdades divinas que sólo pueden conocerse con la ayuda del Espíritu Santo.[2] De manera que, necesitamos de la guía del Espíritu Santo para creer esta verdad.

  1. Unión hipostática: Creemos que la segunda persona de la Trinidad, Jesucristo, es completamente Dios y completamente hombre (al menos desde el momento en que se hizo hombre). No creemos que él sea cincuenta por ciento Dios y cincuenta por ciento hombre, ni siquiera noventa / diez. Cristo es todo lo que Dios es y tiene eternamente, incluso en la encarnación, compartido en la plena divinidad del único Dios, sin embargo, es todo lo que el hombre es para siempre. Mientras que la Trinidad es una naturaleza con tres personas, Cristo es una persona con dos naturalezas. Esto es ciertamente un misterio, pero no tiene marcas de contradicción formal.

Esta es una de las distinciones mayores de la fe cristiana en comparación con las otras religiones. Dios se hizo carne. Ningún otro “dios” lo hizo. La unión hipostática es la unión misteriosa de lo divino y lo humano en la persona de Jesús.

Col 2:9 “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.”

  1. Escritura:Creemos que la Biblia está totalmente inspirada por Dios, pero completamente escrita por el hombre. Dios no puso a los escritores de las Escrituras en trance y dirigió su mano en la escritura de las Escrituras (a menudo referido como “dictado mecánico”), pero utilizó plenamente su personalidad, circunstancias, estilo de escritura y estado de ánimo al producir las Escrituras. Otra forma de decirlo es que las Escrituras son el producto de la voluntad de Dios y la voluntad del hombre. ¿Misterio? Sí. ¿Contradicción? No.

De acuerdo a la Declaración de Chicago la inspiración, estrictamente hablando, se aplica únicamente al texto autográfico de la Escritura el cual, en la providencia de Dios, puede ser establecido a partir de los manuscritos disponibles con gran precisión.

  1. Responsabilidad humana y soberanía divina:Dios es soberano sobre el mundo entero, haciendo realidad su voluntad en todo. Él hace lo que quiere en el cielo y en la tierra. No hay una molécula inconformista en todo el universo. Él incluso soberanamente predestinó a la gente a la salvación antes de nacer, mientras pasaba por encima de todos los demás. Sin embargo, el hombre es totalmente responsable de todas sus acciones. Habrá un juicio de los injustos un día en el que Dios responsabilizará a las personas por su rechazo de Cristo. ¿Cómo podría haber un juicio si las personas estuvieran haciendo solo lo que estaban predestinadas a hacer? No lo sé. Pero sí sé que ellos son verdaderamente responsables por sus acciones y el rechazo de Dios. Este es un misterio más allá de cualquier habilidad humana para resolver, pero no una contradicción.

La salvación es obra misericordiosa de Dios y el hombre que rechaza la salvación es responsable ante Dios. La soberanía de Dios en la salvación no anula la responsabilidad humana.

imagen jesus piezas

¿Hay más que estos? Seguramente. Pero en teología, estos son los grandes. Estas son las piezas grandes de nuestro rompecabezas que faltan. ¿Por qué faltan? No lo sé. Sólo sé que son. Dios eligió no decirnos. Le preguntaré cuando llegue allí. Tal vez él nos diga por qué. Tal vez no. Pero intentaré confiar en él hasta entonces. Realmente no puedo juzgarlo por no darme suficiente información sobre los acontecimientos aquí en la tierra o cómo hace las cosas. Tampoco puedo cruzar los brazos y hacer pucheros, expresando que no tengo la obligación de creerle sobre estas cosas hasta que las explique.

No me malinterpretes No hay nada de malo en tratar de resolver estos problemas, y creo que todos deben meterse en el ring y lidiar con estos problemas hasta que sean golpeados, sangrientos y magullados. Pero la historia de la iglesia ha visto que siempre que estos se “resuelven”, el resultado es siempre una herejía o una aberración grave. Desafortunadamente, muchos siguen optando por no dejar que estos misterios permanezcan. A menudo, con buenas intenciones, los cristianos han encontrado “soluciones”. Pero estas “soluciones” normalmente distorsionan la revelación de Dios. Prefiriendo un sistema lógico establecido, muchos encuentran piezas de otro rompecabezas y lo obligan a encajar. El resultado es una visión de Dios oscurecida e inexacta, a veces incluso condenable.

Donde Dios ha dejado las piezas del rompecabezas, nosotros también deberíamos hacerlo. Él sabe lo que está haciendo. Vamos a darle las gracias por las piezas que  tenemos y culto, por ahora, en la misteriosa área blanca. La mano firmemente sobre la boca es una buena postura teológica a veces.

A ver si puedo conseguirte un verso aquí. . . ¡Lo tengo!

Deut. 29:29
“Las cosas secretas [piezas de rompecabezas faltantes]  pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas [piezas de rompecabezas actuales]  son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.”

Ah, y uno más (mi versículo de inicio de NT en estos asuntos):

1 Cor. 13:12
Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

Si no te sientes cómodo con algún misterio, estás en la fe equivocada.

 
C. Michael Patton es el principal contribuyente al Blog de Parchment and Pen / Credo House. Él ha estado en el ministerio por casi veinte años como pastor, autor, orador y bloguero.

Th.M. Dallas Theological Seminary (2001), presidente de Credo House Ministries y Credo Courses , autor de Ahora que soy cristiano (Crossway, 2014) Increase My Faith (Credo House, 2011), y The Theology Program (Reclaiming the Mind Ministries, 2001-2006), anfitrión de Theology Unplugged y blogger principal en Parchment and Pen (Pergamino y Pluma). Pero, lo más importante, el esposo de una bella esposa y el padre de cuatro hijos maravillosos. Michael está disponible para hablar compromisos. Él puede ser contactado en michaelp@credohouse.org

 

Walmert Letona es pastor misionero en Lima, Perú. BM. Seminario Bautista del Perú. MA. Dallas Theological Seminay (estudiando).

Enseña Doctrina Cristina e Historia de la Iglesia en el Seminario Bautista Horeb.

 

 

[1] Burt, D. F. (1991). Viendo al Invisible, Hebreos 11:1–40 (Vol. 135, p. 42). Terrassa (Barcelona): Editorial CLIE.

[2] De Andrade, C. C. (2002). En Diccionario Teológico: Con un Suplemento Biográfico de los Grandes Teólogos y Pensadores (p. 225). Miami, FL: Patmos.

 

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: