Skip to content

Usted ya es teólogo  (solo que necesita ser un teólogo mejor)

abril 8, 2015

Por Bob Caldwell

¿Es usted teólogo? La mayoría de la gente me respondería: “¡No!”

Tal vez usted piense que la teología está muy bien para los académicos, pero siente que en realidad no tiene aplicación en el ministerio de todos los días. Es posible que haya olvidado la mayor parte de lo que le enseñaron sus profesores de la Escuela Bíblica.

Es posible que piense que en realidad todo lo que necesita es la Biblia para enfrentarse a todas las situaciones. Y en parte, está en lo cierto. Si alguien le pregunta: “¿Me puedo casar con alguien que no es cristiano?”, solo tiene que señalarle lo que dice 2 Corintios 6:14, 15 sin tener que recurrir a ningún principio de hermenéutica, herramienta exegética o argumento filosófico para justificar su respuesta. Y el creyente que acepte la autoridad de la Biblia, aceptará su respuesta.

Ah, pero no siempre las cosas son tan fáciles, ¿verdad? ¿Qué pastor no se ha tenido que enfrentar a una pregunta como la de “¿Me puedo divorciar de mi esposo, que ha estado maltratando a nuestros hijos y va a prisión?”

Estoy seguro de que los capellanes militares han oído decir: “Nuestra unidad terminó matando algunos civiles. ¿Acaso la Biblia no dice ‘No matarás’?”

Y con toda seguridad, a los misioneros estadounidenses les han preguntado: “¿Por qué Dios ha hecho tan rico a su país, y tan pobre al nuestro?”

Hace falta algo más que uno o dos versículos de la Biblia para responder preguntas de este tipo. Hacen falta muchos versos, y hay que extraer de ellos los principios bíblicos para construir una respuesta que esté de acuerdo con el patrón de las Escrituras.

Mi amigo, eso es hacer teología. La respuesta a mi primera pregunta es esta: Sí, usted es teólogo. La pregunta más importante es: ¿Será un buen teólogo? Tal vez yo lo pueda ayudar.

PRIMER PASO: LA TEOLOGÍA BÍBLICA

Muchos cometen el error de saltar al segundo paso sin pasar por el primero. El segundo paso, la teología sistemática, se dedica a sintetizar lo que toda la Biblia dice acerca de un tema. Pero sin una buena teología bíblica, la teología sistemática se convierte en un ejercicio que consiste en extraer de la Biblia unos versos sin su contexto, y posiblemente, sacar de ellos malas interpretaciones.

Esta es mi definición provisional de trabajo: La teología bíblica es el proceso por medio del cual el que interpreta examina lo que dice la Biblia acerca de sus temas, y en sus términos. En vez de llevar nuestras preguntas a la Biblia, comenzamos con lo que la Biblia quiere que sepamos. Aún podremos hacer nuestras preguntas, pero solamente después de comprender el mensaje de Dios.

Es de esperar que usted ya haga gran parte del proceso de la teología bíblica cuando prepara los sermones. El primer paso consiste en hacer una buena exégesis de los pasajes bíblicos individuales, teniendo en cuenta el lenguaje, el género literario y el fondo histórico.

El siguiente paso para hacer teología bíblica consiste en examinar los temas que se desprenden de un texto. Buscar en el resto del libro los lugares donde reaparecen esos temas. Algunas veces, un sujeto determinado solo aparece en un pasaje. Otras veces, surge como tema destacado. Por ejemplo, si usted le sigue el rastro al reino de Dios en el evangelio de Mateo, o al tema de la justicia social en el profeta Amós, se mantendrá ocupado durante un buen tiempo con algo que resultará ser uno de los grandes componentes de la teología bíblica. Como beneficio secundario, también deberá sacar de sus estudios una buena cantidad de sermones.

Además de esto, hay muchos libros excelentes que hablan de los principales temas de cada uno de los dos testamentos. (Véase la barra lateral relacionada con esto). Esas obras le ayudarán a adquirir un sentido mayor de la teología presente en la Biblia entera.

Otra herramienta es la sección de introducción de los comentarios dedicados individualmente a los libros de la Biblia. Aunque con frecuencia los predicadores se saltan esa sección para llegar al pasaje que están estudiando en el momento, esos comentarios son una mina de oro por la información que ofrecen para desarrollar una teología bíblica.

SEGUNDO PASO: LA TEOLOGÍA SISTEMÁTICA

Solo después de hacer un trabajo significativo en la teología bíblica, podemos llevar a la Biblia con confianza en nuestras propias preguntas. A este proceso le llamamos teología sistemática. Sin embargo, tenga cuidado con los libros que se presentan como teologías sistemáticas. Muchos de ellos hacen poco más que amontonar versículos bíblicos sacados de su contexto porque parecen estar relacionados con un tema determinado. Tenga cuidado al usar estos libros de consulta. Busque en su contexto todos y cada uno de los versículos citados y examine de qué manera encaja dentro de la teología bíblica del libro del cual procede. Entonces podrá decidir hasta qué punto encaja bien dentro del tema del libro.

No obstante, la mayoría de los ministros no están interesados en construir toda una teología sistemática. Solo quieren saber lo que dice la Biblia acerca de un cierto tema. ¿Qué hacer? En primer lugar, mientras más haya trabajado en la teología bíblica, mejor le saldrán las cosas. Así que, cuando alguien le haga una pregunta acerca del aborto, usted tendrá más material que unos pocos textos de prueba que en realidad no tocan el tema en absoluto. Puede acudir a lo que enseña la Biblia acerca de la creación, la fertilidad y la santidad de la vida. Es un proceso acumulativo que debería consumir al ministro a lo largo de todos sus años en el ministerio.

Además de esto, y a pesar de mis advertencias anteriores, usted puede acudir a los libros de teología sistemática para consultarlos sobre su tema en particular. Solo que deberá tener el cuidado de examinar cómo se tratan esos pasajes bíblicos.

YO NO TENGO TIEMPO PARA ESTO

Esto da la impresión de ser una gran cantidad de trabajo, que tomará un tiempo del cual usted no dispone. Tenga en cuenta estos puntos.

Esto es importante. Recuerde: usted hará teología. ¿La hará bien?

Este proceso es un maratón, no una carrera corta a toda velocidad. No es posible dominar la teología en un mes. Un poco de tiempo cada semana le pagará grandes dividendos a lo largo de los años.

Si lo planifica con sabiduría, encontrará el tiempo. En primer lugar, extienda el tiempo que le dedica a la preparación de su sermón, dándole una hora más, para examinar los temas que sugiere el pasaje del sermón. Haga unas cuantas notas sobre ese tema en el resto de ese libro de la Biblia, y archívelas.

En segundo lugar, pase solo una hora por semana leyendo algo de tipo teológico. No le hablo de otro libro sobre el liderazgo, ni sobre el crecimiento de las iglesias, sino algo acerca de la exégesis bíblica, o de un tema teológico. (Véase la barra lateral relacionada con esto).

Puede tomar una clase. Muchas escuelas bíblicas y muchos seminarios ofrecen clases para continuar estudios. Tal vez usted pueda estudiar una asignatura en alguna institución cercana a su hogar, o incluso en la internet.

Puede usar el mejor recurso secreto de las Asambleas de Dios: los profesores de los colegios universitarios. Estos hombres y mujeres tan conocedores son unos recursos de inmenso valor. Lo más probable es que ellos ya han estudiado el tema que a usted le interesa. Tal vez tengan sus propios pensamientos sobre ese tema, o lo puedan dirigir de inmediato hacia una fuente que sea mejor aún.

Usted necesita ser capaz de trabajar con la teología en su ministerio. Estos pasos lo pueden poner en el camino de llegar a ser un teólogo mejor. Abrace su llamado como teólogo, para poder realizar un ministerio más efectivo aún con las personas a las que Dios le ha llamado a servir.

Fuente original: http://ag.org/enrichmentjournal_sp/201501/201501_010_Theologian.cfm

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: