Skip to content

¿Jesús Se Hizo Pecador en la Cruz?

septiembre 17, 2014

¿Jesús se convirtió en la encarnación literal del pecado, o asumir una naturaleza pecaminosa, volverse un pecador cuando Él murió en el Calvario?Se me hizo una variación de esta pregunta la semana pasada, lo que provocó el ‘post’ de hoy.

El corazón de la cuestión se centra en la declaración de Pablo en 2 Corintios 5:21: “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”

¿En qué sentido Jesús se hizo “pecado por nosotros”? ¿Significa esta frase que Jesús literalmente se convirtió en un pecador en la cruz?

Hay algunos hoy que enseñan que Jesús se convirtió en un pecador (o adquirió una naturaleza pecaminosa) en la cruz. Benny Hinn es uno de los que defienden tal cosa. En un programa de TBN, Hinn exclamó:

“Él [Jesús] que es justo por elección dijo: ‘La única manera que puedo detener el pecado es convertirme en el.’ No puedo evitarlo, dejando que me toque, yo y e debemos ser uno .’ ¡Escucha esto! El que es de la naturaleza de Dios se ha hecho de la naturaleza de Satanás cuando él se hizo pecado!”(Benny Hinn, Trinity Broadcasting Network, 1 de diciembre de 1990)

El predicador de prosperidad Kenneth Copeland hace eco de esas mismas enseñanzas. En palabras de Copeland:

“La justicia de Dios se hizo pecado. Él aceptó la naturaleza de pecado de Satanás en su propio espíritu. Y en el momento en que lo hizo, clamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” Usted no sabe lo que pasó en la cruz. ¿Por qué cree que Moisés, en la instrucción de Dios, levantó la serpiente en esa hasta en lugar de un cordero? Eso solía molestarme. Le dije: ‘¿Por qué querría poner una serpiente allí, la señal de Satanás?¿Por qué no pones un cordero en esa hasta?’ Y el Señor dijo: “Debido a que era una señal de Satanás que estaba colgado en la cruz.” Él dijo: “Yo acepté, en mi propio espíritu, la muerte espiritual, y la luz se apagó. ‘” (Kenneth Copeland, “¿Qué Pasó de la Cruz al Trono”, 1990, cinta de audio # 02-0017, parte 2)

En otra ocasión, Copeland reitera esa misma enseñanza:

“¿Cómo Jesús entonces en la cruz dijo: ‘Dios mío’? Porque Dios no era Su padre más. Él tomó sobre sí la naturaleza de Satanás. (Kenneth Copeland, “Believer’s Voice of Victory,” Trinity Broadcasting Network , April 21, 1991)

Pero ¿reflejan afirmaciones como éstas con exactitud la enseñanza de Pablo de que “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado”?

Volviendo a la pregunta original: “¿Jesús se convirtió en la encarnación literal del pecado, o asumió una naturaleza pecaminosa, o se hizo un pecador cuando Él murió en el Calvario?” Mi respuesta a esa pregunta es un rotundo no.

Aquí hay cinco razones al respecto:

  1. En 2 Corintios 5:21,Pablo declara que Jesús “no conoció pecado.” Cualquiera que sea el resto del versículo significa, debe ser interpretado a la luz de la declaración de Pablo de que Jesús “no conoció pecado” –lo que significa que no tenía ningún conocimiento de experiencia personal del pecado de ninguna manera. Si Jesús se convirtió en un pecador, asumió una naturaleza pecaminosa entonces Pablo se habría contradicho a sí mismo en ese mismo versículo.
  2. El resto de la Escritura deja claro que el Señor Jesús permaneció sin pecado, justo y obediente en toda Su pasión. En ningún momento él nunca se hizo menos que perfectamente santo. La declaración de Pablo en 2 Corintios 5:21,debe interpretarse a la luz de todo el testimonio de la Escritura. A continuación se presenta una muestra de los pasajes bíblicos que hacen explícito este punto:
  3. a) Isaías 53:10-11– “Pero quiso el Señor quebrantarle, sometiéndole a padecimiento.Cuando El se entregue a sí mismo como ofrenda de expiación, verá a su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del Señor en su mano prosperará. Debido a la angustia de su alma, El lo verá y quedará satisfecho. Por su conocimiento, el Justo, mi Siervo, justificará a muchos, y cargará las iniquidades de ellos.”

Comentario: El Siervo es llamado “El Justo,” incluso en el contexto de llevar el pecado de otros.

  1. b) Lucas 23:47– “Cuando el centurión vio lo que había sucedido, glorificaba a Dios, diciendo:Ciertamente, este hombre era inocente.”

Comentario: El Espíritu Santo inspiró a Lucas a grabar el comentario del centurión. Como el centurión correctamente entendió, Jesús permaneció inocente a través de Su crucifixión.

  1. c) Romanos 5:19– “Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de unolos muchos serán constituidos justos.”

Comentario: La muerte de Jesús en la cruz fue un acto de obediencia, de manera que Su justicia es imputada a los que creen en El.

  1. d) Filipenses 2:8– “Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

Comentario: En su muerte, Jesús se mantuvo perfectamente obediente.

  1. e) Hebreos 4:15– “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino uno que ha sido tentado en todo como nosotros, pero sin pecado.”

Comentario: En este pasaje, el autor de Hebreos se centra en la obra de Jesús de la Redención (como nuestro gran Sumo Sacerdote). Incluso en el acto de la redención, Él siempre fue sin pecado.

  1. f) Hebreos 9:11-14– “Pero cuando Cristo apareció como sumo sacerdote de los bienes futuros[a], a través de un mayor y más perfecto tabernáculo, no hecho con manos, es decir, no de esta creación, y no por medio de la sangre de machos cabríos y de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró al Lugar Santísimo una vez para siempre, habiendo obtenido redención eterna. Porque si la sangre de los machos cabríos y de los toros, y la ceniza de la becerra rociada sobre los que se han contaminado, santifican para la purificación de la carne,¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eternose ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestra conciencia de obras muertas para servir al Dios vivo?”

Comentario: El autor de Hebreos pone de relieve que, aun en Su muerte, Jesús se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios.

  1. g) 1 Pedro 1:18-19– “sabiendo que no fuisteis redimidos de vuestra vana manera de vivir heredada de vuestros padres con cosas perecederas como oro o plata, sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha, la sangre de Cristo.”

Comentario: Al hablar de la muerte de Cristo, Pedro enfatiza que Él era el Cordero inmaculado (cf. Juan 1:29). No había ninguna mancha de pecado en El en ningún momento.

  1. h) 1 Pedro 3:18– “Porque también Cristo murió[a] por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne pero vivificado en el espíritu.”

Comentario: Pedro declara explícitamente que Cristo (el justo) murió por los pecadores (los injustos). Si Jesús se convirtió en un pecador, ¿cómo podría todavía ser llamado “justo”?

  1. i) 1 Juan 3:5– “Y vosotros sabéis que El se manifestó a fin de quitar los pecados, y en El no hay pecado.”

Comentario: Es difícil ver cómo alguien podría forzar la declaración de Juan en este versículo para adaptarse a la idea de que Jesús se convirtió en un pecador en la cruz. Incluso en el acto de quitar el pecado, todavía no hay pecado en El.

Con base en los pasajes anteriores, podemos determinar con seguridad lo qué 2 Corintios 5:21 nosignifica. No puede significar que Jesús se hizo injusto, o que Él se convirtió en un pecador, o que Él asumió una naturaleza pecaminosa, o que Él literalmente encarnó el pecado.

Entonces, ¿qué significa? Esto nos lleva a nuestro tercer punto.

  1. La mejor manera de entender la declaración de Pablo (que Jesús se hizo pecado por nosotros) es en términos de imputación. Nuestro pecado fue imputado a Cristo, de tal manera que se convirtió en unsacrificio sustitutivoexpiación por todos los que creyeran en El.

Como John MacArthur explica en la Biblia de Estudio MacArthur:

“Dios el Padre mediante el principio de imputación, trató a Cristo como si Él fuese un pecador, aunque no lo era, y lo hizo morir como un sustituto para pagar el castigo por los pecados de aquellos que creen en Él (cf. Is 53.: 4-6; Gal 3:10-13; 1 Pedro 2:24) En la cruz, Él no se convirtió en un pecador (como algunos sugieren), sino que se mantuvo tan santo como nunca. Fue tratado como si fuera culpable de todos los pecados cometidos por todos los que alguna vez creerían, aunque Él no cometió ninguno. La ira de Dios se agotó en Él y la justa demanda de la ley de Dios se cumplió por aquellos por quienes El murió.”

Este punto de vista explica el uso de Pablo de la palabra griega hamartia (“pecado”), que se utiliza a menudo en la Septuaginta (la versión griega del Antiguo Testamento) que significa “ofrenda por el pecado.” Por ejemplo, en Levítico 4-6, la Septuaginta usa la palabra hamartia más de 20 veces para traducir el concepto hebreo de la ofrenda por el pecado. El frecuente uso que hace Pablo de la Septuaginta significa que habría estado familiarizado con el uso de hamartia de esa manera.

Por otra parte, esta visión se ajusta a lo que el resto de las Escrituras enseñan acerca de la muerte de Cristo y la doctrina de la imputación. Aquí hay algunos pasajes bíblicos más para establecer el punto.

  1. Isaías 53:6– “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el Señor hizo que cayera sobre El la iniquidad de todos nosotros.”

Comentario: Este versículo no enseña que el Siervo Sufriente se convertiría en un pecador, sino que más bien que los pecados de los demás se imputan sobre El.

  1. Efesios 5:2– “y andad en amor, así como también Cristo os amó y se dio a sí mismo por nosotros,ofrenda y sacrificio a Dios, como fragante aroma.”

Comentario: La muerte de Jesús fue un “aroma fragante” a Dios. La idea apunta al concepto del Antiguo Testamento de un sacrificio por el pecado (cf. Lev. 4:7-10).

  1. Hebreos 9:28– “así también Cristo, habiendo sido ofrecido una vez para llevar los pecados de muchos, aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvación de los que ansiosamente le esperan.”

Comentario: El autor de Hebreos describe el hecho de que Jesucristo llevó nuestros pecados, lo que significa que fueron imputados a Su cuenta. No se convirtió en un pecador, sino que Él llevó los pecados de aquellos que eran pecadores.

  1. Hebreos 10:10– “Por esta voluntad[a] hemos sido santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo ofrecida de una vez para siempre.”

Comentario: Al referirse a la muerte de Jesús, el autor de Hebreos señala de nuevo a la ofrenda por el pecado Antiguo Testamento. (Véase Hebreos 10:8, sólo dos versículos antes, en que el autor alude expresamente a “ofrendas por el pecado.”)

  1. 1 Pedro 2:22-24– “el cual no cometió pecado, ni engaño alguno se halló en su boca; y quien cuando le ultrajaban, no respondía ultrajando; cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a aquel que juzga con justicia; y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados.”

Comentario: Pedro vuelve a expresar el punto de que Jesús era sin pecado, incluso en su Pasión. Por otra parte, Pedro articula el hecho de que en la cruz Jesús llevó nuestros pecados como nuestro sacrificio sustitutivo.

Basándose tanto en el uso que hace Pablo de la Septuaginta y en otros pasajes que describen la muerte de Cristo, lo mejor es entender la declaración de Pablo en 2 Corintios 5:21 como una referencia a la imputación de nuestros pecados a Cristo, de modo que Él llevó nuestros pecados como un sacrificio expiatorio en la cruz.

  1. Se debe tener en cuenta que, si Jesús tomó una naturaleza pecaminosa y se convirtió en un pecador en la cruz, Él ya no habría sido un sacrificio aceptable por el pecado, puesto que habría sido manchado por el pecado en el momento mismo de Su muerte.

En el Antiguo Testamento, sólo un cordero sin mancha podría ser ofrecido como un sacrificio aceptable. Como Moisés registró en Levítico 22:20 – “Lo que tenga defecto, no ofreceréis, porque no os será aceptado.” La analogía, se cumplió perfectamente en el Cordero de Dios, exige que Jesús permanezca impecable incluso en Su muerte sacrificial.

  1. Finalmente, a nivel teológico, la idea de que Dios el Hijo se hizo incluso temporalmente un pecador, o la encarnación literal del pecado, plantea serias dudas sobre la inmutabilidad de Su santo carácter y naturaleza perfecta. Los que quieran torcer 2 Corintios 5:21para afirmar que la naturaleza perfecta de Jesús fue sustituida momentáneamente por una naturaleza pecaminosa plantean inmediatamente cuestiones teológicas sin respuesta acerca de la inmutabilidad de Jesucristo.

Extra: Sólo por diversión, debo añadir que la comprensión de 2 Corintios 5:21, en ​​el sentido de un sacrificio sustitutivo es la forma en que los cristianos de toda la historia de la Iglesia han interpretado este versículo. Voy a concluir nuestro mensaje con sólo tres citas de los padres de la iglesia para hacer el punto:

Cirilo de Alejandría: “Nosotros no decimos que Cristo se convirtió en un pecador, ni mucho menos,sino que siendo justo (o más bien la justicia, porque Él no conoció pecado en absoluto), el Padre le hizo víctima por los pecados del mundo.” Carta 41,10)

Juan Crisóstomo: “Dios permitió que Su Hijo sufriera como un pecador condenado, para que nosotros pudiéramos ser liberados de la pena de nuestros pecados. Esta es la justicia de Dios, que no somos justificados por las obras (porque entonces tendrían que ser perfectas, lo cual es imposible), sino por la gracia, en cuyo caso todos nuestros pecados son removidos” (Homilía sobre 1 Corintios 11:05)

Ambrosiastro: “Fue sólo porque toda carne está sujeta al pecado que Él fue hecho pecado por nosotros. En vista del hecho de que Él se hizo una ofrenda por el pecado, no está mal que se diga que El se ha hecho “pecado”, porque en la ley el sacrificio que fue ofrecido por los pecados se solía llamar ‘pecado.’ ( Commentary on Paul’s Epistles , cf. Ancient Christian Commentary on Scripture , 7:252)

Por Nathan Busenitz

Anuncios
3 comentarios leave one →
  1. El Mensajero permalink
    abril 4, 2015 3:59 pm

    esos maestros heréticos están perdidos en temas como estos, lo único que saben es llenarse los bolsillos con sus falsa enseñanzas. Gracias por el artículo

    Me gusta

  2. septiembre 18, 2014 9:35 am

    El espíritu santo abandona a Jesús precisamente porque el espíritu santo no puede contaminarse con el pecado. Jesús queda solo solamente con el espíritu humano. recibiendo los pecados del mundo. de manera que cuando los pecados van llegando a Jesús, así mismo van purificándose al mismo tiempo, por eso se dice que el fue santo en todo momento de su pasión. porque cuando LOS PECADOS llegan a la luz que es cristo son descubiertos y son emblanquecido como la blanca lana.

    Me gusta

  3. gregorio permalink
    septiembre 18, 2014 7:29 am

    ¿Que Jesús se hizo pecado en la Cruz?.

    Bueno, conviene recomendar a esta gente la necesidad que tiene de volver a la escuela y estudiar Lengua y Literatura.
    El autor inspirado recoge en estos textos, causa de la controversia, ciertos principios, y los expone utilizando ciertos Recursos Literarios, que estos ignorantes malentienden, por conveniencia.
    La naturaleza de los comentarios de ciertos llamados teólogos, solo evidencia una cosa:
    Su más y absoluta Ignorancia. Su bajo nivel Educativo. Su nula formación técnica y literaria.
    Gracias por el aporte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: