Skip to content

“Hay pastores que abusan de la iglesia, buscando lucro personal” Dr. Alfonso Ropero

junio 12, 2014

En días pasados, el teólogo español Dr. Alfonso Ropero visitó nuestro país para atender varios compromisos, entre los que se destacan la reunión Ministerial del Concilio de las Asambleas de Dios, el Encuentro Nacional de Libreros convocado por CLC y la presentación de su más reciente producto editorial: el “Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia”.

En el recorrido realizado, este ensayista, filósofo, teólogo, editorialista y autor; ha traído un mensaje a la iglesia cristiana en nuestro país, que según sus conclusiones, está inmersa en una manera de proceder nociva para el evangelio. Valores Cristianos habló con este filósofo y Máster en Teología del Centro de Investigaciones Bíblicas, frente a su preocupación por el estado de la iglesia actual.
¿Es su discurso una crítica a la iglesia?
Me preocupa que se esté jugando con las emociones para sacar de la gente beneficios económicos. Hay pastores que abusan de los miembros en sus propias iglesias para proyectos que no son la extensión del reino de Dios, sino su propia glorificación mediante grandes templos y programas entre comillas relevantes.
No digo que son todos los pastores, hay ministros que en verdad están siendo conscientes que algo está andando mal, algo se nos está saliendo de las manos. El cristianismo evangélico en el pasado guiaba a pagar un alto precio, ahora se está desviando, se le ha dado un carácter superlativo al principio que establece que Dios siendo rico se hizo pobre para enriquecernos. Parece que el cristianismo para determinados individuos se ha convertido en un medio de enriquecerse, prometiendo sanidades, éxito o prosperidad. Si bien es cierto que debemos traer un mensaje de salvación a la persona en todos los aspectos: mente, vida, familia, sociedad; también es responsabilidad de la iglesia señalar que el propósito es que cada cristiano pueda desarrollar su personalidad (el carácter de Cristo).
¿Qué análisis hace de los miembros de las congregaciones como individuos?
Los teólogos de hace muchos años dicen que la gracia no anula la naturaleza, sino que la perfecciona. Estamos fallando en la aplicación de este principio en medio de las iglesias. No se está enseñando a formar hombres y mujeres que manifiesten un carácter del ser que Cristo ha traído en el nuevo nacimiento, igual que como el Apóstol Pablo declara que para los cristianos no es importante la circuncisión, sino la nueva criatura.
Yo me pregunto, ¿Dónde está esa nueva creación en nuestras iglesias? Hay un aumento espectacular de gente que asiste a templos evangélicos, los porcentajes crecen en las ciudades; sin embargo, siguen aumentando los índices de criminalidad y delitos en las urbes; ¿En dónde está la influencia de esos supuestos miles nacidos de nuevo?, ¿Dónde está la manifestación del Reino de Dios en nuestras iglesias?
¿Es decir que no estamos en avivamiento?
En la historia cuando ha habido un avivamiento en Gales, en Irlanda, incluso en USA (colonias antiguas); los primeros que lo notaban eran los policías porque disminuía el crimen, la gente entraba en la dinámica del Reino de Dios que se traduce en justicia, amor, honestidad, respeto, entrega a valores y principios. ¿Qué efecto tenemos en nuestra sociedad? Si no se ve, algo falla y lo que está fallando es el núcleo esencial del cristianismo. Juan 10:10, la vida en abundancia es importante, no solo a hacer iglesia. La iglesia es un medio para un fin; necesitamos lugares para congregarnos y fortalecer los lazos, pero no debemos olvidar que Dios no habita en templos sino en las personas y hay que hacer que nuestros jóvenes, hombres, mujeres, ancianos, niños, etc; disfruten de la vida abundante, que se traduce en la frase ´Cristo en vosotros la esperanza de gloria.
¿Cuál es el problema entonces?
Yo veo alabanzas, gente que va a escuchar cantantes reconocidos pero luego su vida no tiene la abundancia espiritual de la que habla el Señor; salen más bien llenos de vida emocional.
Se llevan promesas que fuera de su contexto, no son para ellos; muchos ya creen que tal vez diezmando van a asegurar la prosperidad; Sin embargo, a veces debemos entender también que nosotros hemos sido llamados para administrar los recursos que el Señor nos ha entregado. Generalmente nuestra prosperidad podrá responder a los responsables que hemos sido en el desarrollo de ese mandato bajo los preceptos bíblicos, a través de la práctica cristiana del ahorro, del trabajo, de la honestidad.
No debemos pretender llegar a las metas a través de atajos. Al cristianismo de hoy le gusta predicar que hay atajos para prosperar, ser sanos, tener plenitud divina; ¡Que lejos de la realidad!; la vida cristiana es de entrega a Cristo; esto es morir a uno mismo y tomar la cruz. Debemos buscar la restauración de un cristianismo basado en Cristo y su reino
¿Ud. dentro de cuál corriente teológico se ubica?
Nuestro nombre es cristiano, eso es lo primario; el adjetivo es reformado, pentecostal, bautista o metodista. A veces se ha cambiado el orden de prioridad, primero se ha puesto el adjetivo antes que el nombre. Yo he conocido buenos pastores pentecostales y me han enseñado mucho; Así como extraordinarios hombres reformistas también. Es lamentable que se quiera defender la etiqueta sobre el nombre mismo de Cristo. Yo quiero profundizar más sobre qué significa: “Cristo en vosotros la esperanza de Gloria”.
¿Cumplen las Mega-iglesias los parámetros bíblicos?
Pablo no sufría si la iglesia crecía o no, sufría porque no se había producido el nacimiento de Cristo en cada persona y eso es lo que verdaderamente distingue a un auténtico pastor, quien sufre porque su iglesia no madura en Cristo, conforme a la nueva humanidad. Finalmente somos la avanzadilla de un nuevo mundo, un reino. Yo entiendo que el pastor a veces tiene intereses más de parroquia y quiere que su avanzadilla sea su distintivo, pero siempre el verdadero pastor deberá morir a sus impulsos y deseos, para que el evangelio se extienda
“Necesitamos más cristianos entre los cristianos”; esa debe ser nuestra lucha. Cristianos de nombre, o porque se han bautizado, o por una oración, hay muchos; pero un verdadero cristiano no se encuentra a la vuelta de la esquina. Esto ha sido así siempre.
Eso me anima a no desesperarme y crear un complejo de “estoy solo”, no puedo encerrarme ni a condenar globalmente ninguna iglesia; sin embargo debemos reconocer que hay pastores que están trasquilando al rebaño y no les están dando pasto; los mantienen en hambre y en miseria. Ellos se pastorean a sí mismos y sacan provecho de las personas, esto es lamentable, pues este fenómeno no es responsabilidad únicamente de los abusadores, sino muchas veces también de las ovejas, quienes no han sido diligentes al momento de estudiar las Escrituras y permitir que estas les hablen, les guíen y les den herramientas para con una actitud activa, puedan detener este abuso
¿Es decir que el balance de la iglesia es nefasto? 
Debemos reconocer que hay muchos hombres y mujeres que verdaderamente son cristianos y se están rigiendo por las escrituras, ellos están diseminados en medio de las congregaciones; Son pastores, líderes, laicos, ancianos; Y están haciendo un excelente trabajo. A Jesús no se le ha salido su iglesia de las manos.

Tomado de valorescristianos.co

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: